jueves, 27 de mayo de 2010

Las reglas de oro de Peter Lynch

Todavía no leí sus libros, pero el mítico administrador del Magellan fund de fidelity, escribió dos obras maestras: "One up to Wall Street" y "Beating the street".

Aquí sus consejos

- Invertir es divertido,excitante y peligroso si no haces los deberes.

-Detrás de cada acción hay una compañí­a. Averigua a que se dedica.

- A menudo no existe una correlación entre el éxito y los resultados de una compañí­a y la evolución de su cotización en los siguientes meses o incluso años. Sin embargo a largo plazo, la correlación entre el buen desempeño de una compañí­a y su cotización es del 100%. Esta ineficiencia del mercado es la clave para ganar dinero. Recompensa ser paciente y comprar acciones de compañí­as exitosas.

- Tienes que saber que es lo que compras y porque los compras. Guiarse por el presentimiento de que una acción va a subir no sirve.

- Poseer acciones es como tener hijos. No tengas más de las que seas capaz de manejar. Un inversor a tiempo parcial probablemente tenga la capacidad de seguir entre 8 y 12 compañí­as y tener unas 5 en su cartera.

- Si no encuentras ninguna compañí­a atractiva donde invertir guárdate el dinero en el banco hasta que la descubras.

- Trata de evitar comprar acciones calientes en industrias que estén de moda. Buenas compañí­as en industrias maduras son de forma consistente las grandes ganadoras.

- Nunca inviertas en una compañí­a en la que no comprendas sus estados financieros. Las grandes debacles en la cotización de una acción suelen ser de compañí­as con un débil balance.

- Si quieres comprar acciones de compañí­as que estén en una industria con problemas, compra siempre acciones de las compañías ­deres en la industria y espera a que aparezcan los primeros signos de recuperación antes de comprar.

- Todo el mundo tiene el cerebro suficiente para ganar dinero en bolsa, pero no todo el mundo tiene suficiente estómago. Si eres de los que es susceptible de vender toda tu cartera en los momentos de ¡nico del mercado, mejor que no inviertas en acciones.

- Nadie puede predecir los tipos de interés, ni la evolución de la economí­a o de la bolsa. Olví­date de todo este tipo de estimaciones y cóncentrate en lo que actualmente les está pasando a las compañías en las que has invertido.

- Si no investigas las compañí­as donde inviertes, tienes las mismas probabilidades de éxito que ganar en una partida de póker sin mirar tus cartas.

- Siempre hay signos de preocupación. Pero vende una acción porque los fundamentos de la compañí­a se están deteriorando no porque el cielo se pueda caer.

- Con compañí­as pequeñas, es mejor esperar a comprar acciones una vez están generando beneficios.

- Observa en la calle compañí­as que estén teniendo éxito y que consideres que sus productos son una maravilla. Con esta técnica puedes descubrir excelentes oportunidades de inversión mucho antes que los profesionales.