sábado, 24 de julio de 2010

Ideas sobre el entusiasmo de Alejandro Rozitchner

AUno no se puede entusiasmar con cualquier cosa, no es un chispa que uno puede despertar con cualquier tema.

Hay determinadas cosas, determinados temas. Determinadas personas, que a uno lo despiertan, lo excitan.

Si hubiera que cambiar la palabra entusiasmo por otra, sería la palabra excitación. Todos sabemos que la excitación es involuntaria, que no podemos excitarnos con cualquier cosa. Uno no puede decidir excitarse con lo que no le excita.

El entusiasmo tiene que ver con estar en sintonía con el mundo, donde uno tiene que tratar de captar que cosas nos pueden.

Una vez que encontramos esas cosas, el mayor desafío es tratar de darle el mayor lugar que quepa en la realidad personal de uno.

El entusiasmo puede desarrollarse en muchos temas o en unos pocos. Todo depende de la personalidad de cada persona. No hay una respuesta valida para todos.

Hay personas a las que se les da desarrollarse en un solo plano. Entonces son grandes directores de cine.
Hay otros que se desarrollan en varios planos. Entonces son grandes directores de cine, tocan bien el clarinete y son excelentes músicos de jazz, como Woody Allen.

Hay que recibir los intereses y líneas de desarrollo como una posibilidad linda de vivir.

Por lo general la actitud entusiasta abre por lo general varias líneas de entusiasmo. Es muy raro que una persona se desarrolle en un solo plano.

El entusiasmo tiene crisis. Pero mas bien son crisis de crecimiento. Puede ser un paso de crecimiento dentro de una línea de desarrollo que a uno le interese. No quiere decir que el entusiasmo no sea valido o sea inexistente.

No hay que dejar que otras personas destruyan nuestro entusiasmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario