miércoles, 7 de julio de 2010

La lectura y el aprendizaje activo

Tengo una forma muy particular de aprender, lo admito. Con el paso del tiempo lo fui perfeccionando y en estos últimos meses me hizo un “click” explosivo (si, muchos clicks en estos últimos meses).

A lo que me refiero con la lectura y el aprendizaje activo, es a la búsqueda activa de los elementos del tema de estudio, y su análisis y síntesis.

A que me refiero con esto. Déjenme explicarles.

Hoy en día, todos nosotros (si estas leyendo esto es por que estas dentro de ese todos, por que tenes conexión) tenemos acceso a más información de la que hubieran soñado generaciones anteriores tan solo hace 20 años. Ni hablar de hace 50 o 100.

Son tantas las posibilidades que tenemos hoy en día, las puertas al alcance de un click, que me resulta difícil seguir un aprendizaje lineal de las cosas.

Wikipedia, Youtube, Blogs, Twitter, Linkedin… Y muchos mas etcéteras nos acercan al conocimiento y a la gente que tiene ese conocimiento.

Yo lo que hago es sencillo. Empiezo con un tema básico del cual quiero expandir mi círculo de competencia.
El círculo de competencia es un termino utilizado por los value investor (tribu de inversores a la que pertenezco) para nombrar los conocimientos específicos que se tiene en cuanto a determinada industria. Todos tenemos un circulo de competencia distinto. Creo que también es un recurso utilizado por la literatura, según tengo entendido por amigos que estudian letras.

La idea es que, al igual que nuestra zona de confort, todos tenemos que aumentar nuestro círculo de competencia (no es mas que salir de la zona de confort desde un punto de vista intelectual).

Entonces supongamos que quiero aumentar mis conocimientos de un tema especifico, por ejemplo, las ideas de Milton Friedman, padre del liberalismo.

Empiezo con una lectura activa. Por lo general empiezo por las fuentes que me llevaron a querer leer eso (mis clases de economía, mi libro de economía) y de allí voy a Wikipedia, busco contemporáneos, personas que lo critican, que lo apoyan, blogs de neoliberales, think tanks que sigan sus ideas en el exterior, referentes en Argentina… Y sigue, y sigue.

Esto me va llevando a comprender a Milton Friedman, sus ideas, su contexto, y me da herramientas para poder generar mis propios juicios de valor (que sino pudiera buscar otras ideas, otros enfoques, estarían condicionados por el juicio de mi profesor de economía).

Si es importante, o me interesa (todo esto se mueve por el interés, por el quiero mas que por el debo, ya que todo esto de lectura y aprendizaje activo es hace un kilómetro extra, nadie te lo va a exigir) busco sus obras en Internet y voy leyendo fragmentos, o busco summaries de la misma.

Y el tema esta es que esto es infinito, ya que Friedman me lleva a otras nuevas búsquedas, como podría ser Von Mises o Keynes. Y esto se repite hasta el infinito, hasta que llega un punto en el cual se asimila la información y se comprende realmente las ideas y el universo de Friedman (y de muchos otros por arrastre) y lo hago parte de MI universo. Ya es algo MIO.

Todo esto es posible HOY, por todas las tecnologías de la información con las que contamos. No podría, o seria mucho mas dificultoso, hacerse hace 30 años atrás.

Es una ventaja comparativa de nuestra generación que podemos aprovechar.

Podemos asimilar cosas del universo muchísimo mejor y mas rápido que en otras épocas.

Aprovechémoslo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario