miércoles, 7 de julio de 2010

Salir de la zona de confort

La zona de confort de una persona es aquellos lugares, situaciones, hábitos y cosas que hacen sentir a la persona cómoda, segura de si misma, en su propio mundo.

Todos tenemos una, y la de cada uno es distinta. Nos permite apropiarnos de una parte del mundo y hacerlo nuestro lugar.

Para algunos su zona de confort puede ser el ámbito intelectual, para otros el plano interpersonal, o los deportes.

Creo que la zona de confort de uno se marca por dos razones: las cosas con las que uno se siente cómodo y las cosas con las que uno se siente en peligro.

En estos momentos se me ocurren los nombres de dos personas, las cuales dedican varias horas del día (y de su vida) al plano intelectual.
En su zona de confort, son los mejores, pasan horas leyendo acerca de pensadores, de sus ideas, de algo que hicieron propio (pero no creo que lo sea tanto). Veo en ambos dos un temor terrible a relacionarse con otras personas, y por eso hacen de sus actividades intelectuales, su zona de confort. Ellos están cómodos leyendo lo que leen, sus pensadores y referentes no pueden lastimarlos, no son reales. Una chica si.

Se me viene a la mente el nombre de otra persona, que es el ejemplo completamente opuesto al de los otros. El hizo que en su zona de confort escape cualquier tema que no sea una frivolidad. Mujeres, ropa, autos, música. Termina ahí. No pidas mas que eso.

Creo que la tarea de todo ser humano es ir expandiendo su zona de confort, es decir, salir de ella. Eso nos permite crecer, conocer nuevas cosas, darnos otras posibilidades.

Soy una persona que por naturaleza no le gusta salir de la zona de confort, para lograrlo tuve que hacer intentos artificiales. Tengo que levantarme todos los días de mi vida recordándome que tengo que salir de ella. Me obligo, de otra forma siempre tendería a quedarme en mi círculo cómodo y conocido. Yo DECIDO salir de la zona de confort.

Hoy me detuve a pensar un poco acerca de esto, y me di cuenta de los próximos pasos para salir de ella. Cada uno tiene los suyos, estos son los míos.

1) Soy terriblemente sedentario por naturaleza, activarme me cuesta. Me da fiaca hacer actividad física. Nunca fui bueno para los deportes. Salir de esa creencia y no quedarme con ese dogma. Mejorarlo. Cada vez que intento salir de mi zona de confort en este ámbito, me voy quedando en el medio. Hace muy poquito (unos tres meses mas o menos) que puedo decir que mas o menos estoy teniendo una constancia y que estoy expandiendo mi zona de confort.

2) Hace tiempo que vengo pensando en empezar nuevamente algún tipo de actividad para canalizar energía. Estoy entre tocar algún instrumento, el teatro, la cocina o algo más. ¿Alguien me recomienda algo?

3) Conocer nuevas personas. Cuando dejamos de conocer gente, nuestro mundo deja repentinamente de ver nuevas puertas para seguir creciendo. Me propuse empezar a relacionarme mas con gente nueva. Salir de la comodidad de las caras conocidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario