domingo, 15 de agosto de 2010

Financial Markets III

Tercer encuentro financial markets “Tecnología e innovación en finanzas”

- El principio de compartir riesgos es fácil de entender pero su práctica requiere de tecnología para poder ser aplicado.

Shiller se enfoca en tres grandes temas para hablar sobre la tecnología en las finanzas: riesgo, contexto e innovación.

- El primero es el tema del riesgo en el largo plazo: Todos nacemos relativamente en igualdad de condiciones (sin contar a nuestros padres y en las ventajas que nos puedan dar) y a medida que vamos creciendo vamos teniendo “shocks económicos” donde la inequidad va surgiendo, y a medida que pasa el tiempo esto se hace cada vez mas notorio.

Esto llega a su punto máximo luego del retiro debido a que en esa época nuestro capital humano se esfuma y tenemos que vivir con el capital físico que pudimos acumular o generar.

Al final hay gente que vive muy bien y gente que vive muy mal.

El problema es que cualquier acción que tomemos para mitigar estos riesgos (el riesgo de que a uno le vaya mal) genera lo que se denomina “moral hazards”.
Un moral hazards se produce cuando una institución que se encarga de administrar el riesgo (les suena estado?) nos incentiva a tener malos comportamientos.
Siempre que se administre el riesgo, se crea un moral hazard. La tecnología sirve para disminuirlos.

- El segundo tema en el que quiere meterse Shiller es en el contexto psicológico. Esto se basa en los estudios de los pioneros de la psicología del comportamiento, Daniel Kahneman y Amos Tversky.
Ellos proponen que las personas distorsionamos el modo en que vemos las cosas de acuerdo a como nos presentan las mismas.

- El tercer tema es el de la innovación. La historia de las finanzas tienen que ver con invenciones que surgieron para poder superar los problemas de riesgo de largo plazo y de contexto psicológico para poder resolver y disminuir los moral hazards.

Para seguir metiéndose en el tema del riesgo, comenta sobre algunos autores muy interesantes que ganaron el Nobel: Backus, Kydland, y Kehoe que proponen la tesis de que si los mercados financieros fueran perfectos, es decir, que habría una perfecta distribución del riesgo, y que todos los países tendrían una correlación en sus consumos idéntica.
Esto quiere decir, que en un mercado financiero perfecto, nadie sufriría solo por que si pasara algo el hecho se dividiría entre todos los habitantes del mundo (por ejemplo el robo de un auto) y el impacto sería cercano a cero.

Esta idea de correlacionar los consumos de todo el mundo había aparecido mucho tiempo antes con el socialismo.
Esta es una interesante forma de ver a la economía y a la sociedad como un ecosistema de intercambio de riesgos.

Robert Owen había propuesto algo similar y viajo a Estados Unidos y fundo la ciudad New Harmony como su proyecto de una ciudad ideal donde los consumos estuvieran correlacionados entre todos sus habitantes (el riesgo perfectamente distribuido).
El problema es que surgieron los moral hazards (como en toda sociedad donde pasa eso) y la gente empezó a volverse perezosa o irresponsable ya que todos tendrían el mismo consumo sin importar lo que hagan.

Hubo otras experiencias de sociedades de este tipo como las kibbutzim en Israel o las Ito-En y Yamaguchi-kai en Japón (todas con los mismos resultados sin importar la cultura).

Esto es todavía mas difícil de lograr a gran escala debido a que por lo menos en ciertas comunidades siempre hay riesgos compartidos (peste, desastre climático, etc.) pero es todavía mas difícil aun de implementar ya que hay que repartir el riesgo entre personas de geografías diferentes, culturas diferentes, industrias diferentes. Es difícil hacer que un alemán quiera compartir el riesgo del moral hazard de un griego.

También Shiller habla de Karl marx y como (a partir de todo esto) tenía tanto en común con algunos miembros del sistema financiero. Marx lo que quería era una sociedad donde todos los riesgos fueran compartidos.
La gente no trabaja tan eficientemente cuando sus resultados económicos están compartidos por toda la sociedad (y menos aún cuando pueden aprovecharse de los resultados del resto de la sociedad)

La administración del riesgo va evolucionando y se van generando relaciones de compartimiento de riesgos entre personas a las que queremos ayudar, o no, pero las cuales se encuentran en diversos puntos del planeta y a la mayoría no la conocemos. De interconectar todas esas partes se encarga el mercado financiero.

Las innovaciones como venture capital, privete equity, opciones de compra para el management, no son otra cosa mas que innovaciones para poder resolver los moral hazards y mejorar la distribución del riesgo.

Luego sigue explicando dos autores que realmente me resultaron interesantísimos, John Harsanyi, , otro premio nobel y John Rawls, filosofo y autor de “La teoría de la justicia”

Ambos proponen que un poco de desigualdad (o substancial) es buena mientras que no haya nadie en el mundo sufriendo realmente, es decir que tenga todas sus necesidades cubiertas. Y esta desigualdad en la distribución de los riesgos, hace que haya gente que se esfuerce por producir mas y mejorar.

El estado de bienestar básicamente es un sistema de distribución de riesgos, donde cobra impuestos a las personas y los redistribuye a aquellas personas con necesidades.

El problema que tiene el estado de bienestar y los impuestos es que es imperfecto y no han sido pensados en términos de gestión de riesgos.

Y allí es donde interviene el tema del contexto psicológico, que es una barrera importante para crear mercados financieros eficientes. El problema es que la gente no ve problemas básicos de administración del riesgo, sino que ve cosas de una manera totalmente distinta de acuerdo a como le son presentadas.

Por ejemplo, un problema importante que surge en las finanzas y que hay que tener en cuenta es como nos manejamos con el dinero y su indexación.
El valor del dinero cambia constantemente debido a la inflación y a la deflación, pero nosotros mantenemos un “money frame” en vez de una “real frame”.
No nos damos cuenta en la ilusión que este cambio nos genera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario