domingo, 8 de agosto de 2010

Leyes de la pareja

Leyes de la pareja

Por Alejandro Rozitchner

No pretendo para nada que estas leyes o principios sean definitivos y la verdad absoluta respecto del tema tratado. Son nada más que unas frases para ayudar a pensar un tema muy importante. Sería bueno poder llegar a organizar un grupo de principios sensatos y que funcionen como forma de orientarse.

Toda pareja tiene sus momentos buenos y sus momentos malos.

Pretender que todos los momentos sean buenos es ingenuidad, idealismo, incapacidad de estar con alguien.

Si los momentos malos son mayoría quiere decir que la pareja no funciona.

Justificar una cantidad enorme de momentos malos con la idea de que se trata de una etapa superable puede ser una manera de ocultar el miedo a avanzar y combatirlos

Una pareja que tiene muchos momentos malos puede elegir entre deshacerse o crecer, pero no debe amoldarse a la infelicidad.

Si los momentos buenos son mayoría quiere decir que la pareja funciona.

Si la pareja repite problemas de las parejas anteriores quiere decir que no crece.

Si la pareja no tiene alegría no tiene sentido

La rutina en la pareja es mala sólo si no resulta placentera.

Si lo que mantiene unida a la pareja es el miedo a separarse esa pareja es una apuesta pobre

Si los miembros de la pareja no están -cada uno como individuo- creciendo personalmente, la pareja se encamina hacia futuros y grandes problemas.

Si en una pareja uno aparece como el sano y el otro como el enfermo es mentira.

Si en una pareja se toleran muchas inadecuaciones de gustos y de carácter el lazo se debilita, se hace formal y no real.

Si en una pareja se pretende que todos los gustos sean gustos de ambos se está buscando un imposible y se está deteriorando la relación

Si una pareja cree que la felicidad de estar juntos no requiere de ningún esfuerzo por parte de sus integrantes se equivoca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario