jueves, 31 de marzo de 2011

La dama y el moreno

La dama y el moreno

La habitación ya esta llena y el hombre aguarda junto a su asesor más cercano, la llegada de la dama.

Mientras se pone cómodo en la silla, que tantos años acostumbro a ocupar, en silencio, mira la de su izquierda y envalentonado por otros como él, que en tierras hermanas lo lograron, sueña con ocuparla.

La dama llega de golpe, intempestiva, rodeada de una muchedumbre de hombres de confianza y custodia, vestida de sobrio y elegante luto negro.

Sus ojos se detienen en aquel moreno canoso, que mantiene su mirada en ella. Le devuelve una mirada fría, intentando disimular el asco que le produce su pinta de trabajador popular, que esconde detrás su inmensa y misteriosa riqueza. - “Solo necesito de él unos meses mas hasta ganar las elecciones, luego podré encargarme de su incipiente amenaza” piensa la dama, mientras apoya la cartera en el mismo asiento donde el dejo su ya clásica campera de cuero gastado.

Mira detenidamente a su alrededor: - “Los cuervos que lo acompañan no van a dudar en seguirme cuando se den cuenta de que yo soy la verdadera conductora de los trabajadores” concluye.

Él, mientras tanto, sigue con su mirada fija en el rostro de la dama, empapado de costoso maquillaje que busca disimular el dolor y la presión de los últimos meses de su vida. Su cartera Louis Vouitton, sus vestidos hechos a medida, su Rolex presidente y sus aros Tifanny borran todo rastro de aquella mujer de clase media baja criada por un colectivero y un ama de casa. La dama parece una Ortiz de Ocampo, una Pereyra Iraola, una Anchorena. - “Solo necesito de ella un poco mas, hasta que su silla sea solo un anexo de la mía”. Toma un intenso sorbo de mate que le alcanza un compañero, y sigue: “Los cuervos que la acompañan son los mismos que conocí en el pasado. No van a dudar en seguirme a mi o al mismísimo diablo, mientras ocupe el sillón que hoy es de la señora”.

La dama y el moreno conversan sonrientes, analizándose, midiéndose el uno al otro.

Ambos posan para la foto, que pronto recorrerá todo el largo y el ancho del país, y declaran ser parte del mismo proyecto, de la misma convicción, de los mismos intereses. Nada da muestras al exterior de los pensamientos internos de cada uno.

El sabe que no puede vivir sin ella, y ella sabe que no puede vivir sin él. Pero los dos sueñan con el mismo destino, el mismo balcón y la misma plaza colmada de gente.

En un extremo de la habitación, un joven del que nadie se percata, observa la escena, a la dama y al moreno. - “Que distintos que son” piensa el joven. "Aunque pareciera que cuando se miran, están frente a un espejo".

martes, 29 de marzo de 2011

Siete leyes

James habla, y yo escucho.


1. Insista siempre en un margen de seguridad
2. Esta vez no es diferente
3. Sea paciente y espere "la liquidación"
4. Sea contrario al mercado
5. El riesgo es la pérdida permanente de capital, no un número
6. Desconfíe de apalancamiento
7. Nunca invierta en algo que no entiende

Amén

Del rigor en la ciencia

En aquel Imperio, el Arte de la Cartografía logró tal Perfección que el Mapa de una sola Provincia ocupaba toda una Ciudad, y el Mapa del Imperio, toda una Provincia. Con el tiempo, estos Mapas Desmesurados no satisficieron y los Colegios de Cartógrafos levantaron un Mapa del Imperio, que tenía el Tamaño del Imperio y coincidía puntualmente con él. Menos Adictas al Estudio de la Cartografía, las Generaciones Siguientes entendieron que ese dilatado Mapa era Inútil y no sin Impiedad lo entregaron a las Inclemencias del Sol y los Inviernos. En los Desiertos del Oeste perduran despedazadas Ruinas del Mapa, habitadas por Animales y por Mendigos; en todo el País no hay otra reliquia de las Disciplinas Geográficas.

Jorge Luis Borges


sábado, 12 de marzo de 2011

Rayuela

Sé que un día llegué a París, sé que estuve un tiempo viviendo de prestado, haciendo lo que otros hacen y viendo lo que otros ven. Sé que salías de un café de la rue du Cherche-Midi y que nos hablamos. Esa tarde todo anduvo mal, porque mis costumbres argentinas me prohibían cruzar continuamente de una vereda a otra para mirar las cosas más insignificantes en las vitrinas apenas iluminadas de unas calles que ya no recuerdo. Entonces te seguía de mala gana, encontrándote petulante y malcriada, hasta que te cansaste de no estar cansada y nos metimos en un café del Boul’Mich’ y de golpe, entre dos medialunas, me contaste un gran pedazo de tu vida.

First They came...

First They came...

“Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada”.


Pastor Martin Niemoller

viernes, 4 de marzo de 2011

China Show

Increíble y hermoso.

Estos chinos cada día hacen cosas mas estupendas. Como me gusta la industria del entretenimiento.

No deja de maravillarme.

No puedo pegarlo a la entrada, pero pueden ver esta maravilla aquí.

jueves, 3 de marzo de 2011

Enviciado por las series

Mientras leo las obras completas de Sidney Sheldon ("Lazos de sangre" es EXCELENTE), mi terrible falla en la personalidad hace que las series norteamericanas colmen mi rato de ocio.

Estoy al día con Dr House.

Y ahora me puse a ver desde el principio una serie que me había resultado un poco empalagosa cuando intente verla hace unos años, pero que gracias a la compañía de mi hermana le estoy encontrando "el gustito".

Lost.

Serie Flashera (y eso que voy por la primer temporada, dicen que luego se pone peor).

Pero ahora entiendo por que resulto tan atractiva cuando empezó.

Igualmente, Dr House sigue estando en el primer puesto de series preferidas, aunque creo que los guionistas tendrían que buscar una vuelta de tuerca para evitar que la serie se vuelva repetitiva.

Habemus Ipad2

Esta semana salio el Ipad2. El nuevo tablet de Apple.

40% mas chico.
Cámara para filmar HD.
Nuevas funciones.

U$S 499 en USA.



Este me lo compro.

Como me gustan los productos de Apple.

Y que cosa increíble, que todas estas cosas (y mas) siempre se inventen en Estados Unidos

La ignominia ignominiosa

Hay que tornar explicita la ignominia. Hay que hacer la ignominia mas ignominiosa, pensándola y haciéndola conocer.

Uno puede pasarse la vida en una situación de indignidad sin darse cuenta. Pero cuando uno se da cuenta de esa situación, se produce un quiebre. Ya no se es el mismo. Se esta revolucionando la situación.

Cualquier ser humano puede pasarse su vida entera en una situación de la cual es víctima (y victimario).

Uno puede pasarse la vida en una situación de indignidad, sin darse cuenta de que estamos en esa situación de indignidad.

Lo primero que se debe tener para poder superar esa situación es conciencia de la propia indignidad de uno. Darse cuenta de la situación misma y generarla en la conciencia de quien la padece.

“Esto es lo que yo soñé de joven? Hasta que punto no estoy traicionando lo que yo pensé para mi juventud?” Ese momento es el de la conciencia crítica.

Esto produce un quiebre. A partir del momento en el que uno se da cuenta y dice "Pero que mierda es esto?", "Por que tengo yo que vivir de esta forma?" NADA vuelve a ser lo mismo.

Cuando uno se da cuenta, la situación empieza a volverse insoportable. Se empieza la lucha por cambiarla.

El que se encuentra en el oprobio, de pronto ve el oprobio en el que vive, y en ESE momento, comienza su lucha por una vida mejor.

La decisión de CAMBIAR empieza en ese momento.