lunes, 18 de abril de 2011

Una charla que me voló la cabeza

Vale la pena cada segundo de los veinte minutos que dura.

Es increíble los cambios que se están produciendo en tantas cosas.
Nunca entendí como algo tan importante como la educación no había cambiado su método en 300 años.

Bueno, ahora si.

Literalmente, me voló la cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario